Slider

EUGÈNE LAERMANS

Pintor belga del realismo social

1864

Nace en Bruselas

1875

Contrae meningitis: se queda sordo y habla con mucha dificultad.

En un primer momento se deja influenciar por Rops, Baudelaire y la literatura simbólica y decadente para luego retratar la miseria humana: trabajadores en huelga, manifestaciones de campesinos, inmigrantes, vagabundos… a menudo en grandes grupos de gente en silencio camino de algún sitio.

1894

Se inicia en La Libre Esthétique.

1895

Durante una visita del rey Leopoldo II a la segunda exposición de arte contemporáneo en Ostende el rey observa con interés las cabezas de campesinos de Laermans. Arthur Stevens, the art critic, hace despiadados comentarios sugiriendo que el pintor, sordo y tonto, “ hubiera mejorado siendo ciego también” James Ensor defiende a su “hermano de oficio” burlándose de Stevens en un fuerte artículo donde lo describe como “un vigía, desde un trozo de queso, con perplejos ojos de rata”.

1896

Realiza las ilustraciones de la novela La Nouvelle Carthage del escritor de Amberes Georges Eekhoud.

1899

Expone en La Maison d’Art, una exclusiva galería de arte en la opulenta mansión del abogado y esteta Edmond Picard donde sus escenas de realismo social -trabajadores marchando tras una bandera roja- contrasta duramente con los valiosos muebles y los objetos de arte.

1924

Realiza una exposición retrospectiva en la reputada galería Georges Giroux de Bruselas, donde alcanzaron renombre Rik Wouters y  los Brabant Fauves.

1924

Su vista empeora y deja de pintar. Cuando el rey Alberto I le concede un título nobiliario, el nuevo barón elige como lema: “ Feliz es aquel que puede ver”

1940

Muere en Bruselas.