Slider

FLORIS JESPERS

Pintor del figurativo al abstracto.

1889

Nació en Amberes, hijo de un escultor. Su hermano también hizo escultor.

Estudió pintura, en Amberes, en la Real Academia de Bellas Artes.

1918

En un principio sigue el estilo de Rik Wouters al que conoció en Holanda durante la primera guerra mundial. Desarrolla el cubismo pero a partir de 1918 se inclina hacia el arte abstracto.

Actua en teatros musicales con su hermano, y conoce al escritor y poeta Paul van Ostasijen, quien le introduce a círculos modernistas. Junto con el pintor de Amberes, Paul Joostens forma la “union sin papel sellado”. Van Ostaijen escribe sobre Jespers y su hijo Marc en algunos de sus poemas más conocidos.

1920

Su mejor trabajo lo realiza en los años veinte. A menudo trabaja en Knokke, donde es invitado por el Dr. De Beir, medico del ejercito en Zeist (donde Rik Wouters está destinado) durante la guerra. De Beir compra muchos cuadros cubistas de Jespers antes de que este abrace la nueva avant garde, el expresionismo flamenco.

1929

El arquitecto Frits de Mont rehabilita su casa de Marialei, 40 en Amberes (donde aún está hoy día) en estilo modernista. En 1932 Léon Stynen rediseña la fachada y en 1941 proyecta la conversion de un loft para agrandar el estudio que Jespers necesita para hacer grandes tapices para Paris y Nueva York.

1937

Recibe el encargo para diseñar los gigantescos tapices del Pabellón Belga, para la Exposición de París de 1937.

Se hace notorio por sus pinturas tras el cristal “eglomisés”, con temas de payasos.

1951

Viaja al Congo belga donde su pintura florece de nuevo.

1965

Muere en Amberes