KATHE KOLLWITZ

EN ABRIL, 2021 EL MUSEO DE REEDE (MDR) ABRIRÁ UNA NUEVA SALA CON UNA EXPOSICIÓN TEMPORAL DE TRABAJO GRÁFICO DE LA ARTISTA ALEMANA KÄTHE KOLLWITZ. TODOS LOS MESES JAN HOLVOET, COOPERANTE DEL MDR, ESCRIBIRÁ UN INTERESANTE ARTÍCULO SOBRE ESTA FASCINANTE ARTISTA. LÉALA AQUÍ MISMO¡

KÄTHE KOLLWITZ SEPTIEMBRE

En Flandes, el nombre de Käthe Kollwitz está casi siempre asociado con The Grieving Parents la famosa pareja de esculturas del cementerio militar aleman en Vladslo. En Berlín, sin embargo, la gente tiende más a pensar de la Pietà ( Madre con Hijo Muerto) en el Neue Wache en el Unter den Linden.

El 12 de septiembre de 1990 se firmó el tratado de unificación de Alemania del este y del oeste. El efecto más espectacular fue el derrumbe del muro de Berlín. La Puerta de Brandemburgo se abrió  y el Unter den Linden volvió a ser la calle principal de Berlín.Tres años más tarde, en 1993, la Neue Wache en Unter den Linde se convirtió en el memorial, de Alemania del este, para las víctimas de la guerra y de la tiranía de la República Federal Alemana. El canciller Helmut Kohl colocó allí una gran replica de la escultura de bronce Pieta, de Käthe Kollwitz.

Esta decisión causó mucha polémica política. El edificio tenía un fuerte sentimiento emocional ya que había sido el símbolo del reino de Prusia.

La República socialista del Weimar la convirtió en un memorial de las víctimas de la primera guerra mundial y en la segunda guerra mundial los nazis la convirtieron en un lugar para honrar los caídos en esa guerra.

Luego, en el siglo veinte, Käthe Kollwitz no fue muy apreciada en el mundo del arte de Alemania del oeste. Se la consideraba una artista muy conservadora y su popularidad como artista era un mero reflejo de su persona. Su patetismo y empatía  con la pobreza proletaria ya no era compatible con la indulgencia e irónico sentido de uno mismo de los modernos artistas alemanes.

Sin embargo, en Alemania del este, Kollwitz figuraba como una heroína nacional y líder del realismo social. En el oeste, su icónico póster, Nie wieder Krieg se usaba a menudo en las manifestaciones izquierdistas. El que este líder de la izquierda se recuperara como símbolo de la reunificación alemana y también, lógicamente, de la caída de la Alemania comunista, era duro de tragar.

 

 

De todas maneras, Kollwitz, que murió antes de terminar la guerra no fue, de ninguna manera afiliada al comunismo. En sus diarios a menudo escribió sobre la la independencia política del arte, y aunque fue de tendencia humanitaria y pacifista su naturaleza era conservadora tanto en la vida como en el arte.

Su incansable dedicación social como esposa de un médico en un entorno de clase pobre trabajadora y el poder y empatía de su arte la convirtieron en un héroe público en la Alemania pre-Nazi. Sería difícil encontrar mejor emblema para  la reunificación de Alemania.

Jan Holvoet

KÄTHE KOLLWITZ